La felicidad se consigue de muchas maneras y no hay nada en la vida como cumplir sueños para poder lograrla, ¿verdad?

Si viajar es una de las cosas que más feliz te hace, te contamos todos los beneficios que tiene tanto a nivel emocional como físico, para que los sigas haciendo realidad.

 

Es una de las mayores fuentes de bienestar, cambio y crecimiento

Sabemos que viajar no es solamente algo divertido. Esta actividad contribuye a hacer a las personas más empáticas, amplia nuestros conocimientos sobre diferentes culturas y estilos de vida y ayuda a ampliar nuestras perspectivas sobre cómo afrontar muchas veces los problemas y te enseña a relativizar.

Viajar puede provocar hasta un cambio de rumbo en nuestras vidas.

 

Acaba con los bloqueos, la ansiedad y los miedos vitales

No hace falta irse a la otra punta del mundo para que un viaje se convierta en una experiencia extraordinaria. Simplemente se trata de exprimir cada momento, buscar el aprendizaje en lo vivido y dejarse llevar.

Es muy importante dejarse llevar un poco y no llevar cada día todo 100% planificado. Sal de tu zona de confort y aventúrate a lo desconocido.

 

Afianza relaciones con otras personas y con uno mismo

Viajes largos al extranjero, escapadas de fin de semana, vacaciones de verano… Hay tipos y tipos de viaje.

Dependiendo de las circunstancias podemos decidir ir por nuestra cuenta o hacerlo en compañía de familiares, amigos, pareja e incluso compis de trabajo. De una manera u otra nos aportará algo positivo.

En el primer caso aprender a conectar con uno mismo y redescubrirnos como personas, en el segundo, reforzar las relaciones con nuestros compañeros de viaje.

 viajar mejora las relaciones

 

¿Estrés? ¿Qué es eso?

Hay a gente a la que le cuesta más desconectar cuando va de viaje y argumenta que necesita como mínimo una semana para relajarse por completo… puede que sea así, pero está demostrado que cualquier escapada, por muy corta que sea nos ayuda a recargar las pilas y nos desactiva de nuestro estrés diario.

Viajar con frecuencia ayuda a prevenir el agotamiento y mejora los problemas del corazón. Nos ayuda a dormir mejor, a reducir la presión arterial y las hormonas que provocan el estrés, a hace tener un sistema inmunológico más fuerte…. ¡Todo son beneficios!

Además los viajes están considerados una medicina espiritual puesto que ayudan a disminuir las enfermedades psicológicas y emocionales.

viajar reduce el estrés

 

El saber no ocupa lugar

Viajar incrementa tus conocimientos y favorece la educación. Son una parte complementaria de la vida académica que ayudan a los estudiantes a adquirir mejor competencias de cara al futuro laboral y la vida profesional.

Se aprenden idiomas, se conocen otros sistemas económicos y se tiene otra visión de los modelos políticos y sociales instaurados en otros lugares.

viajar enriquece culturalmente

Aprende a tomar decisiones

A la hora de planificar un viaje hay que tomar muchas decisiones. Elegir el alojamiento, planear el itinerario, pensar cómo te vas a desplazar, organizar y controlar el dinero con el que cuentas y sobre todo saber lidiar con los problemas que surjan sobre la marcha y tomar las mejores decisiones.

Este aprendizaje lo podrás poner en práctica en futuros viajes e incluso trasladarlo a tu vida diaria.

Y a ti, ¿qué beneficios te aporta viajar?