¿Conoces Zamora?

Te invitamos a descubrir esta ciudad pequeña de unos 67.000 habitantes.
Uno de los destinos turísticos más visitados en Semana Santa por estar declarada de Interés Turístico Internacional desde 1986.

Destacada por su arquitectura Románica, Zamora cuenta con una de las mayores concentraciones de iglesias de este estilo: Santiago del Burgo, Santo Tomé, San Ildefonso, San Torcuato, María Magdalena, Sta María La Nueva, San Juan Bautista (con su escultura dedicada al Merlú) etc.

En la parte más alta de la ciudad encontramos su catedral, una de las más antiguas de Castilla y León, con su espectacular cimborrio y la Torre del Salvador.

A pocos metros podéis visitar su Castillo, aunque más que un castillo podríamos considerarlo una fortaleza que junto con las murallas que rodean la ciudad les servía de defensa en los siglos del XI al XIII, de ahí que se conozca como “La bien cercada”. Paseando por sus jardines disfrutaréis de unas magníficas vistas del Puente de Piedra y el río Duero.

Llegando a la Plaza Mayor,  que alberga el Ayuntamiento nuevo y el viejo, se encuentra la Plaza de Viriato uno de los puntos clave en la semana santa zamorana por el que pasan algunas procesiones y donde se canta el famoso Miserere al Cristo Yacente. En ella se ubica el Palacio de los Condes de Alba y Aliste convertido ahora en Hotel – Parador.

Caminando por la ciudad encontraréis dos palacios, el de Momos de corte renacentista del que solo se conserva la fachada  y el de Doña Urraca situado en una de las puertas de la muralla con el mismo nombre y que hasta los años 50 se estuvo usando como posada.

Entre sus calles más conocidas podéis recorrer:

  • Santa Clara donde antiguamente se encontraba el Convento que da nombre a la misma. Centro de la vida social zamorana en ella podréis encontrar todo tipo de comercios si os apetece hacer algunas compras.
  • Balborraz una de las más antiguas de la ciudad ubicada en el casco histórico que une a través de una gran pendiente la Plaza Mayor con el Duero. En ella se ejercían los oficios artesanales más típicos en el siglo X: caldereros, carpilleros, alfamareros, laneros.
  • Los Herreros, la más famosa de todas por ser centro de reuniones diurnas si os gusta ir a tapear o nocturna si lo que preferís es salir de noche a bailar y tomar unas copas. El “Viacrucis por los Herreros” es una tradición que ¡no te puedes perder! si vas en Semana Santa.

Zona de excelentes quesos, vinos y embutidos no podéis dejar de probar su arroz a la Zamorana, sopas de ajo, el Dos y pringada. Y de tapeo los pinchos morunos, figones, tiberios, bravas…

Si ya estás convencido y quieres viajar a Zamora reserva tu billete con Avanza y benefíciate de las ¡increíbles ofertas para este destino!