Quien dijo que en septiembre ya se ha acabado el verano, hace mal tiempo y es un mes triste para viajar no tiene ni idea de lo maravilloso que es este mes.

Si eres de los pocos que todavía no ha tenido la oportunidad de coger vacaciones, este post seguro te da el último empujón para decidirte y que hagas la maleta corriendo porque te contamos todas las ventajas de hacer turismo en septiembre.

Escapa de las multitudes

La mayoría de las familias con niños eligen julio y agosto para irse de vacaciones por razones de logística pura.

Como a los peques ya les toca volver al cole y a los mayores a sus obligaciones, las playas donde antes era imposible poner una sobrilla se quedan casi desiertas y se puede ir a comer a un restaurante sin  tener que reservar con una semana de antelación.

Si eres de los que adoran la tranquilidad y huyen de las aglomeraciones no hay más que decir.

Ventajas de viajar en septiembre

Todos vuelven y tú te vas

¿Y lo que mola irse de vacaciones cuando todos tus compis de trabajo ya están de vuelta? Se acabó tachar los días del calendario, ahora es tu turno!

Después de un verano solitario en la oficina ha llegado tu momento de desconectar, relajarte y disfrutar de unos merecidos días de descanso para recargar las pilas a tope, revitalizar cuerpo y mente.

Ventajas de viajar en septiembre

Precios más bajos y mayor disponibilidad

Otra de las ventajas que tiene viajar en septiembre es que los precios en el alojamiento y los billetes de transporte son mucho más reducidos.

Podrás  elegir entre cientos de hoteles a mucho mejor precio porque la llamada temporada alta ha llegado a su fin.

Además si buscas bien seguro que encuentras algún que otro chollo de última hora y hasta promociones tipo 2×1 si vas a hacer alguna excursión, buceo, etc.

Ventajas de viajar en septiembre

Calorcito pero lo justo

Aunque el tiempo está un poco loco, en septiembre las temperaturas suelen bajar entre 2 y 5 grados proporcionando un clima bastante más agradable que nos permite seguir disfrutando del calor pero sin sudar la gota gorda.

Podrás ir a la playa sin achicharrarte, realizar visitas culturales a cualquier hora del día sin sufrir una insolación y dormir muchísimo mejor porque las noches son bastante más frescas.

Pero si ya has tenido suficiente y vas buscando es algo más de frío el norte de la península será tu destino de vacaciones ideal.

Si aprovechas y eliges finales de septiembre para viajar, podrás disfrutar del conocido “Veranillo de San Miguel”, unos pocos días de calor y buen tiempo perfectos para darte el último chapuzón del año y ponerte moreno.

Ventajas de viajar en septiembre

Conocerás los sitios tal y como son

Si eres de esos viajeros a los que les encanta mimetizarse con el ambiente y las costumbres de los lugares que visita, ahora podrás conocer las ciudades en todo su esplendor porque tanto tiendas como restaurantes u otros establecimientos vuelven a su ritmo normal.

Ventajas de viajar en septiembre

¿Aún necesitas más excusas para viajar en septiembre? Aprovecha nuestros descuentos y viaja en bus con Avanza al mejor precio!