Prepara una mochila de viaje varia según te vayas a un fin de semana de aventura o a unas vacaciones en la playa.

Lo que si es cierto es que los básicos que debes llevar son prácticamente los mismos tanto en un tipo de viaje como en otro.

En ocasiones anteriores te hemos contando como elegir la mochila de viaje perfecta, pero hoy nos queremos centrar en hacer una pequeña lista de aquellas cosas que son imprescindibles y que por nada del mundo puedes olvidar en casa.

Antes de empezar recuerda siempre esta frase cada vez que te dispongas a preparar tu equipaje: “Viaja ligero, lleva sólo lo necesario y útil”.

Mochila de viaje pequeña

Esta mochila se suele llevar como complemento a una maleta de mano u otra mochila de tamaño mayor.

Se usa a modo de bolso y no la debes perder de vista en ningún momento. A ser posible llévala colocada delante cuando vayas paseando por ciudades grandes o tengas que coger transporte público.

Los básicos de este tipo de mochila son:

  • Documentación, dinero y tarjetas
  • Móvil, Tablet y cámara de fotos todos ellos con sus correspondientes cargadores.
  • Una batería portátil, un pen drive y un reproductor mp3.
  • Un libro para entretenerse durante el viaje o un cuaderno para tomar notas de recomendaciones o de lugares que no queremos que se nos olviden.
  • Cepillo de dientes y pasta dentífrica.
  • Botella de agua y una bolsita de frutos secos.
  • Pañuelos de papel o toallitas húmedas.
  • Gel desinfectante y desodorante.

Mochila de viaje grande

Esta es la que se usa a modo de maleta y en la que llevarás el resto de cosas necesarias en tu viaje. Olvidarte de los porsis si no quieres convertirla en una casa ambulante.

Lo normal es que tenga una capacidad entre 40 – 60 litros y que no pese más de 10-12 kilos.

  • Mudas para la parte superior y para la inferior que puedas ir combinando, que sean fáciles de lavar y se sequen rápido. Pantalones, camisetas, algún jersey o sudadera, ropa interior, bañadores si vas a zona de playa y alguna prenda térmica o de lana si tu destino es de montaña.
  • Poncho para la lluvia y un cubre mochilas.
  • Un neceser con todos los utensilios y productos para el aseo e higiene personal.
  • Toalla de microfibra y unas chanclas para la ducha. Estas toallas no pesan, ocupan muy poco y secan de maravilla.
  • Calzado cómodo que no te haga rozaduras, que sea transpirable e impermeable.
  • Jabón en pastilla para lavar la ropa. También te servirá para tu aseo diario.
  • Botiquín con antiinflamatorios, tiritas, gasas y desinfectante, antibiótico, antialérgicos, etc. Si tomas algún medicamento especial asegúrate de llevar suficiente para todo el viaje o recetas para poder conseguirlo sin ningún problema.
  • Crema solar, gorra o pañuelos y gafas de sol.
  • Guarda en alguno de los compartimentos algo de dinero. Aunque lleves la cartera en la mochila pequeña, es conveniente repartir el dinero en efectivo en ambas.
  • Alguna bolsa de plástico por si tienes que guardar ropa que esté húmeda. Evitarás que se te moje el resto del equipaje.
  • Si vas en plan mochilero y duermes en albergues o tienda de campaña añade el saco de dormir a tus imprescindibles.
¿Ya sabes lo que vas a llevar en la mochila de tu próximo viaje?