Casi tan esperado como la Lotería de Navidad es el Puente de Diciembre.

A escasas dos semanas para las Navidades miles de españoles aprovechan estos días festivos para marcarse unas minivacaciones antes de arrancar con las celebraciones navideñas.

Si lo tuyo es la nieve no hay mejor plan para estrenar la temporada que pasar el puente de diciembre en sitios como el pirineo aragonés o catalán, Granada, Andorra o Francia para practicar tu deporte favorito.

Cerlér

Situado en la provincia de Huesca, concretamente en el término municipal de Benasque, esta población cuenta con una estación de esquí con más de setenta y nueve kilómetros esquiables.

Está rodeada de más de sesenta picos que superan los tres mil metros de altitud, convirtiendo todo su paraje en un lugar de belleza exuberante.

Este pueblo conserva el sabor y el encanto de las localidades de este Valle, con un casco histórico conservado en perfecto estado formado en su mayoría por casas nobles del siglo XVI y algunas construcciones de épocas anteriores.

Formigal

Esta localidad española perteneciente a Sallent de Gállego, también está ubicada en la provincia de Huesca.

Cuenta con una estación de esquí escenario de gran número de competiciones de deportes de nieve. Muchos la consideran la ‘estación de moda’.

Además del clásico esquí, en Formigal se puede practicar bajada en trineo con perro, tubbing, snowbike o esquí ratrack.

Su cercanía a poblaciones como Jaca, Huesca o el Valle de Tena es perfecta si queremos hacer un poco de turismo por la zona. Los paisajes que se observan ¡son espectaculares!

Una excursión a las cascadas de Ardonés o subir al pico del Anayet es una manera sanísima de pasar el día alejado de las pistas. Toda esta zona es perfecta para practicar el senderismo o la escalada.

Candanchú

Un clásico entre los clásicos. Entre la frontera con Francia y el Camino de Santiago en España se encuentra la estación de esquí más antigua, pintoresca y paisajística de nuestro país.

Fue inaugurada en 1928 y tienen más de 50 kilómetros esquiables repartidos en 51 pistas.

Situada en pleno Pirineo Aragonés, Candanchú es bastante frecuentada por familias y todo aquel que quiere iniciarse en este deporte gracias a la amplia extensión de la zona para principiantes.

La tranquilada y la ausencia de grandes multitudes son otros de sus mayores atractivos.

Una de las alternativas al día de deporte, es visitar Canfranc para ver la vieja estación de tren, un maravilloso edificio construido en 1928 o el Centro ‘A Lurte’, una referencia internacional en el estudio de la nieve y los aludes que cuenta con una exposición permanente.

Baqueira

Situada en el Valle de Arán en el Pirineo Catalán cuanta con una estación de esquí que es la más grande de toda España. Tiene una superficie para esquiar de más de 155 kilómetros.

Desde sus pistas se pueden ver cumbres como las del Aneto o Maladeta que superan los 3000 metros de altitud.

Entre las actividades en la nieve que se pueden hacer destaca el paseo en trineo tirado por perros o caballos, excursiones con raquetas y motos de nieve, esquí de fondo o visitas al pueblo abandonado de Montgarri.

Ahora sí, prepara la ropa de abrigo y disfruta del puente de diciembre haciendo lo que más te gusta!

Cerlér Formigal Candanchú Baqueira Beret
Cerlér