Con la llegada de la primavera y aprovechando que los días son más largos y parece que nos entran unas ganas locas de escaparnos a respirar aire puro.

No hay duda que España esconde rincones de gran belleza, entre ellos unos cuentos parques naturales donde poder relajarse y conectar con el medio natural.

Parque de Monfragüe

El primer espacio natural protegido de Extremadura, considerado uno de los lugares más extensos de bosque mediterráneo.

Este parque cuenta con una extensión de casi 2.000 kilómetros cuadrados y es un refugio excepcional en el que habitan todo tipo de aves, algunas de ellas en peligro de extinción. Es frecuente encontrar ejemplares de buitre leonado, cigüeña negra o águila ibérica.

Entre la vegetación bosques de encinas y alcornoques alternados con zonas de sauces, fresnos o madroños.

Otra de las características que hacen a Monfragüe uno de los parques naturales más bonitos es que está atravesado por dos ríos, el Tiétar y el Tajo.

En 2003 fue reconocido por la UNESCO como reserva de la Biosfera.

Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama

Abarca las provincias de Madrid y Segovia y alberga nada más y nada menos que once ecosistemas diferentes en más de 33.000 hectáreas.

Este paraje, considerado el cuarto más grande de toda España, representa aproximadamente el 50% de las especies animales que podemos encontrar repartidas por todo el país además de poseer unas 1.5000 plantas autóctonas y 30 tipos de especies vegetales entre las que destacan el roble, pino silvestre o el enebro.

En cuanto a la fauna son mamíferos como ciervos, jabalíes,  zorros o cabras montesas entre otras lo que más abunda.

Picos de Europa

En la parte norte de la península, entre Asturias, León y Cantabria, los Picos de Europa representa uno de los parques naturales con paisajes moldeados por la erosión glaciar en los que destacan sobre todo la formación de lagos. Los más conocidos son los Lagos de Covadonga.

Aunque no cuentan con una extensión demasiado grande bien es cierto que son ricos en cuento al número de cimas y cumbres montañosas contando con catorce que están por encima de los 2.600 metros de altitud.

Es una zona de hábitat perfecta para muchas especies animales, siendo el más característico el Rebeco. Aunque es difícil de ver, puede ser que durante el recorrido aparezca en el camino algún oso pardo.

Parque natural Chera-Sot

En la provincia de Valencia se encuentra este espacio natural con relevantes valores paisajísticos y medioambientales.

Algo distinto de los demás, se caracteriza por su componente geológico. Zona de enormes fracturas que han provocado desplazamientos en el terreno generando mucha diversidad de estratos.

Su vegetación es la propia de las zonas costeras del Mediterráneo y entre su fauna destacan anfibios y reptiles.

Otros de gran importancia como las Islas Cíes, Doñana, Monteperdido o la Sierra de Cazorla tampoco pueden faltar en la lista de los parques naturales más impresionantes.

¿A qué te han entrado ganas de una escapadita en plena naturaleza?