De todos los lugares de la provincia de Málaga, Marbella es el clásico entre los clásicos del veraneo en la Costa del Sol.

Su vida nocturna e infinitas propuestas de ocio sean probablemente sus principales atractivos. Hablar de Marbella es hablar de lujo, yates, celebrities, vida nocturna… pero no sólo se reduce a eso.

En la ciudad malagueña se puede disfrutar de unas estupendas jornadas al sol en sus magníficas playas o recrearnos en su belleza paseando por el casco antiguo.

Plaza de los Naranjos

Se encuentra enmarcada por típicas casas blancas andaluzas y tres edificios: La Ermita de Santiago, La Casa Consistorial, La Casa del Corregidor.

Esta plaza anteriormente conocida con otros nombres pasó a llamarse así porque en el año 1941 se decidieron plantar unos naranjos en sustitución de las palmeras que en su día reemplazaron a los Castaños de Indias.

Es uno de los ejes centrales de la vida social marbellí. Si eres madrugador no hay nada mejor que sentarse en una de sus terracitas a tomarte un buen desayuno a la sombra de los naranjos.

Murallas del castillo

Data de los siglos XI y XII y es uno de los vestigios más importantes que quedan en la ciudad de la civilización musulmana.

En su interior se encontraba la medina árabe, hoy trasformado en el casco antiguo de Málaga. Algunos de los tramos han sido restaurados y se encuentran en buen estado.

Está considerada Bien de Interés Cultural, junto con el castillo ocupaban unos 90.000 m².

Los mejores sitios para contemplarlas son desde la Iglesia de la Encarnación, calle Portada y calle Arte.

Iglesia de la Encarnación

Como muchas otras fue construida sobre una antigua mezquita, la más grande que en época musulmana había en Marbella.

Lo más característico de este templo es la altura de sus naves y su cúpula central que le da un aspecto de grandiosidad. Además de su torre con unos 33 metros de altura y un campanario con cuatro cuerpos.

En la parte del coro se encuentra el órgano del Sol Mayor, uno de los más importantes construidos en España hace 125 años.

Avenida del Mar

Lugar emblemático entre el casco antiguo y el paseo marítimo donde poder contemplar unas fabulosas vistas de la playa.

Cuanta con una maravillosa colección de diez esculturas de bronce creadas por Salvador Dalí.

Parque de la Alameda

Esta zona verde que se creó en el siglo XVIII está considerada el pulmón de Marbella. En su día llegó a ocupar una extensión de 20.000m².

Este parque urbano cuenta con pasarelas de mármol franqueadas por mucha vegetación y hermosos bancos de azulejo andaluz en sus laterales.

En la parte central se ubica la Fuente dedicada a la Virgen del Rocío, decorada con azulejos azules. Por la noche presenta un bonito espactáculo de luces y agua.

Puerto Banús

El puerto deportivo más famoso y lujoso de toda España y conocido en toda Europa.

En él están atracados los barcos y yates de grandes empresarios y famosos. Es uno de los mayores centros de entretenimiento de la Costa del Sol.

Cuenta con gran número de boutiques de grandes firmas internacionales, restaurantes de cinco tenedores, cafeterías de diseño y hasta clubes de golf.

Del lujo y el ocio a la tranquilidad y la naturaleza, así es Marbella. ¿Te animas a visitarla este verano?

 

Marbella - Puesta de sol
Marbella - Puesta de sol
« 1 de 6 »