Quien haya estado en Lisboa, sabe que además de ser es una ciudad llena de monumentos y lugares emblemáticos, en ella se respira “un no sé qué que qué se yo” que la convierten en unos de los destinos más mágicos de Europa.

Si estás pensando volver o todavía no tienes la suerte de haber visitado la capital lusa, aquí tienes una guía de imprescindibles para tu próximo viaje.

#1  Subir al elevador de Santa Justa 🚃

Una de las atracciones turísticas más únicas de Lisboa. También llamado elevador do Carmo, es un ascensor de 45 metros que comunica la zona de la Baixa Pombalina con el Barrio de Chiado.

Fue construido en hierro forjado y su estructura exterior está adornada con arcos neogóticos y diseños geométricos.

Históricamente fue una parte muy importante en la red de transportes de la ciudad, pero hoy en día está completamente enfocado al turismo. En su parte superior se ha instalado un mirador desde el que se pueden contemplar unas de las mejores vistas de Lisboa.

#2  Ver un espectáculo de fado 🎼🎼

Para quien no lo sepa, el fado es un estilo de música popular portuguesa de carácter melancólico que se cantan en los café y las calles de Lisboa.

Aunque existen muchos lugares donde se pueden escuchar, son los del Barrio Alto y el Barrio de Alfama los más populares para hacerlo. Si además lo acompañas de un tour nocturno y una cena, se convertirá en una noche redonda.

3# Hacer una excursión a Sintra, Cabo de Roca, Cascais y Estoril 🕌 

Si vas a estar unos cuantos días, merece la pena organizar una escapada a estos pueblecitos próximos a la ciudad.

De todos, sin duda Sintra es el más espectacular, y desde ya te decimos que te volverás loc@ sacando fotos para subir a tu Instagram 📸😉.

Situado a tan sólo 30 kilómetros, este coqueto pueblo te cautivará por su riqueza arquitectónica y paisajística. Podrás visitar palacios de cuento, recorrer túneles masónicos y hasta tocar el cielo!

Callejear por Sintra es todo un placer para los sentidos, pero te recomendamos llevar un calzado 👟 cómodo, ¡tus pies lo agradecerán! 😅

#4 Encuentra las diferencias 🌉 

Uno de los mejores planes que puedes hacer en Lisboa después de una largo día de turismo, es aprovecha para relajarte un ratito y disfrutar de las maravillosas vistas del Puente del 25 de Abril e intentar encontrar las diferencias con el famoso Golden Gate de San Francisco.

#5 Ver Lisboa desde lo alto 🌇

Probablemente de las primeras cosas que debes hacer al llegar es buscar un buen lugar para tener las mejores vistas panorámicas de la ciudad.

Si algo no le falta a Lisboa son miradores y atalayas donde contemplar unas puestas de sol maravillosas. Cada uno tiene su encanto y peculiaridades, pero te recomendamos: Santa Luzia con su toque romántico a la vez que decadente, Sao Pedro de Alcántara rodeado de hermosos jardines y esculturas, Castelo Sao Jorge, Mirador de Gracia, Santa Catarina o Santo Estevao.

#6 Comer un pastel de Belém  🧁

Aunque suene a tópico es algo MUY MUY IMPRESCINDIBLE, pero el quid de la cuestión no es comerlo en cualquier pastelería o cafetería, sino ir a hacerlo a la original Casa de Pasatéis de Belém, cuya receta secreta les fue vendida por los frailes jerónimos en 1837.

Y ya que has ido hasta allí para degustar ese delicioso manjar, aprovecha para visitar el Monasterio dos Jerónimos, Padrao dos Descobrimientos y por supuesto la Torre de Belém.

#7 Probar su gastronomía 🥗🍲

Entre lo más típico que debes probar la lista viene encabezada por bacalao en todas sus modalidades, pero sin duda el plato estrella es el bacalhau a brás o dorado.

Además de esto, faves a la portuguesa, sardinas asadas, frango al piri-piri, caldo verde o el arroz con pulpo todo ello acompañado de un riquísimo vinho verde.

Ya tienes las claves básicas para saber lo que tienes que hacer en tu viaje próximo a Lisboa, pero aún hay mucho más por descubrir…

Por el momento prepara tu maleta, reserva tu viaje en nuestros Multimedia 🚌💺📶 y ¡sólo preocúpate por disfrutar!