Cada vez están más extendidos los viajes en soledad. Viajar sol@ está de “moda”… ¿Obligación o placer?

¿Cuántas veces nos hemos planteado vivir la experiencia de viajar sol@ pero en el momento que decidimos a hacerlo nos asaltan miedos e incertidumbres y al final nos echamos atrás?

Viajar solo es una manera de conocerte a ti mismo y ponerte a prueba. Actualmente, el número de personas que viajan solas aumenta.
¿Tendencia o avatares de la vida?. El caso es que muchos expertos aseguran que está bien viajar en soledad al menos una vez en la vida.

No siempre hay que mirar los inconvenientes de viajar sol@, pero tampoco dejarlos de lado, por eso estos consejillos te pueden interesar.

  • Libertad: decidir el destino, planear las rutas a tu antojo, el tiempo que durará el viaje, etc. No tendrás que ponerte de acuerdo con nadie ni hacer o ver aquello que no te apetezca.

 

  • Transporte público: mira cual es la ruta, el precio de los billetes, si hay ofertas o descuentos, etc. Adelántate y lleva comprado el billete de autobús, tren o avión, así evitarás quedarte en tierra por falta de plazas.

 

  • Infórmate: busca si existen zonas peligrosas en las ciudades que vayas a visitar para intentar no acabar perdid@ en ellas o para recorrerlas en los momentos que sepas que no hay riesgo (pero tampoco busques peligros donde no los hay). Conocer las costumbres y cultura también te será de gran ayuda para sentirte más seguro.

 

  • Taxis: mira antes en Google Maps el recorrido por el que te debe llevar y dale las indicaciones al taxista, así verán que lo tienes controlado y no te llevarán por el camino largo.

 

  • No llegar al destino de noche: puede resultarte difícil encontrar sitos para cenar, comprar o buscar alojamiento. Además por la noche tendemos a andar más inseguro por las calles.

 

  • Escanea tu documentación: dni, pasaporte, tarjeta sanitaria y envíatelo al mail por si lo pierdes o te lo roban y lo necesitas para algún trámite. Si el viaje es por el extranjero contrata un seguro médico o hazte la Tarjeta Sanitaria Europea.

 

  • Equipaje con candado: sobre todo si duermes en habitaciones compartidas. Además no dejes tus pertenecías solas mientras vas a pedir en la cola de un bar o entras en un baño.

 

  • Habla con la gente: no seas tímido, los hostales y albergues suelen ser el mejor sitio para entablar conversaciones en la hora del desayuno, las zonas comunes… mucha gente viajará como tú. Tampoco dudes en preguntar si necesitas ayuda, siempre habrá alguien que te pueda echar una mano.

 

  • Reserva: el alojamiento, entradas a museos, teatros, exposiciones con antelación, buscando ofertas… a veces comprándolos por internet con tiempo sale más económico.

 

  • Móvil: llévalo siempre con la batería cargada. No olvides meter en tu bolso o mochila un cargador o batería externa por si fuese necesario.
    Si el viaje es en el extranjero es preferible que el teléfono esté liberado porque podrás ponerle una tarjeta de alguna compañía del país y ahorrarás dinero.

 

  • Ensaya: si tu objetivo es conocer mundo experimenta viajando por España, es el entrenamiento perfecto para luego aventurarte a viajes a gran escala; te servirá de prueba. Conocer el idioma, las costumbres, las buenas comunicaciones de los medios de transporte, etc hará que te sientas más seguro.

 

Reserva ya tu plaza con Avanza ¡cientos de destinos te están esperando!